EL EVANGELIO CAMBIA

evangelio-cambia-1

Cambiando vidas para bien y para siempre

Es una Asociación Civil de carácter social, sin fines lucrativos, que lleva el mensaje de Jesús y sus valores a una sociedad. Lo conforman cientos de voluntarios en Perú y 26 naciones del mundo que enfoca sus esfuerzos y recursos para beneficiar a muchas comunidades, brindándoles gratuitamente una asistencia integral, que incluye la donación de ropa, alimentos, atención médica, asesoría legal y actividades recreativas para los niños, entre otras.

El Evangelio Cambia no hace distingo de personas, bajo ningún  concepto, sino que logra articular un trabajo mancomunado con distintos sectores para hacer una labor efectiva a favor del país. Nace en el 2007, bajo la visión otorgada por Dios al pastor Javier Bertucci, en las calles venezolanas. A través de teatro, música, coreografía y talleres de orientación, que abarcan diferentes temáticas, comparte valores y principios de la vida cristiana. El Evangelio Cambia, cree en un Dios vivo, en Jesús, quien descendió a la tierra y se hizo hombre para rescatar a la humanidad.

 

evangelio-cambia-2

 

Liderazgo e integrantes:

El Evangelio Cambia es liderado por el Pastor Juan Bravo y está integrado por decenas de jóvenes y adultos comprometidos a ser agentes de positivas transformaciones para la nación, mediante la impartición de valores fundamentales en el ámbito espiritual, moral y ético, en un esfuerzo logístico bien coordinado. Este voluntariado atiende a diversas áreas: evangelización, artes escénicas, logística y formación, para desarrollar su labor en los más diversos lugares.

¡Hasta las últimas consecuencias!

El Evangelio Cambia llega a colegios, universidades, centros penitenciarios, ancianatos, orfanatos, instituciones públicas y privadas, empresas, escenarios artísticos, centros nocturnos, eventos masivos, comunidades, playas, diversos sitios turísticos y todo lugar.

Esta iniciativa está comprometida con acercar el amor de Jesús a las personas, de forma práctica e innovadora, permitiéndoles conocer a Dios y sus principios de vida genuinamente.